Sin categoría

Tu experiencia en Santiago: Primer viaje a Chile (by Vero)

Mi primer visita a Santiago, en el 2015, fue más bien forzada, o podría decirse por mera curiosidad. Cuando tenes una amiga que viaja 6 veces al año a una misma ciudad, claramente por algo es! Tenía que averiguarlo en vivo y en directo… Y créanme,  las respuestas no son solo H&M o Victoria´s Secret.

Como buena Licenciada en Turismo, mi primer viaje fue de reconocimiento absoluto. Leí cuanto blog o página se me cruzara, torturé a mi amiga con consejos cada 15 minutos … no quería dejar nada sin visitar! Así que allá fuimos, arrastrando a mi novio en una nueva aventura. (Mi billetera agradeció su presencia y sus miradas asesinas cada vez que atinaba a pronunciar la palabra “Costanera Center”).

Santiago es una ciudad de muchos contrastes y muy marcados.  Por un lado, la parte histórica, ideal punto de partida para empezar a conocer esta ciudad, con las clásicas postales del Palacio de la Moneda, la Plaza de armas, La catedral y tantos otros recovecos. Años de historia que nos harán recordar a la zona céntrica de Buenos Aires y su parecido a tantas ciudades capitales en Latinoamérica.

IMG_9638

Tips: Recomiendo hacerlo un sábado por la mañana, evitando las hordas de trabajadores de lunes a viernes, pero también la soledad absoluta de un domingo. Hay que tener cuidado, como en todos lados, ni más ni menos. No se pierdan almorzar en el Mercado central, si quieren comer buena cocina tradicional y pescado fresco. Dos joyas de museos imperdibles son el Museo Chileno de Arte Precolombino y el Histórico Nacional.

Por otro lado, contrastando por completo, la modernidad de las zonas de las Condes, el Golf y alrededores, que deja boquiabierto a cualquier nuevo visitante. No por nada se conoce a esa zona como Sanhattan. Y aunque suene a puro aire, se merece ese apodo 100%. Acá se encontrarán con largas y anchas avenidas llenas de altos edificios espejados, que reflejan el cielo de una manera muy artística. Realmente impresiona y no es extraño ver a grupos de turistas pararse a observar este panorama con el cuello estirado o sacándose fotos con semejante fondo. Estas zonas son más bien residenciales o de oficinas, por lo que los fines de semana suelen ser bastante tranquilos para recorrer, pero también los domingos hay muchos locales cerrados. La calle Isidora Goyenechea es una parada obligada para relajarse en algunos de sus cafecitos o restaurantes con mesas en la vereda y disfrutar del entorno. También tenemos en estos barrios shoppings como el Costanera Center (que recientemente inauguró un hermoso mirador en su último piso, con unas de las mejores vistas 360° de la ciudad, y que aún teniendo vértigo no me pude abstener de visitar en mi último viaje) o el Parque Arauco, un shopping con zonas a cielo abierto, para descansar luego del stress de las compras non stop, y un área de marcas de lujo que vale la pena recorrer, aunque sea sus vidrieras.

IMG_9637

En un punto medio, conectando pasado con futuro, la zona de Lastarria y Bellavista. Para quien conoce San Telmo, en la ciudad de Buenos Aires, el barrio de Lastarria tiene ese mismo aire bohemio con un toque chic propio. Ideal para recorrer los fines de semana, con bares y restaurantes para todos los gustos, además de mercados de artesanos y antigüedades que valen la pena  revisar. Tip: No se pierdan hacer una parada en la tradicional confitería Emporio de la Rosa, con sus gustos particulares de helado y unas tortas que hacen agua la boca.

En este mismo barrio hay uno de los miradores más fáciles de recorrer, que es el Cerro Santa Lucia. Si bien no es el punto más alto, tiene excelentes vistas de casi todas las zonas de la ciudad, hasta con la torre del Costanera de fondo.

Cruzando el parque Forestal, al final de la calle Lastarria, llegamos a la zona de Bellavista, zona bohemia y cultural si las hay. Dos puntos destacados de este barrio son “La Chascona”, una de las tantas casas del poeta Pablo Neruda, y el Cerro San Cristóbal, otro punto panorámico imperdible, donde se puede subir tanto con un trencito como con el recientemente reinaugurado teleférico.

Tips: Recomiendo hacer una parada en el Patio Bella Vista para almorzar, de camino al Cerro.

IMG_9640

Como ven, no mentía. Santiago me sorprendió muy gratamente. Realmente enamora si dedicas tiempo a conocerla, y tiene tanto más para ver que solo sus grandes malls, que nos tientan con sus precios bajísimos y variedad de ropa. Por lo que cuando vayan, planifiquen 1 o 2 días de recorrida y se van a sorprender como lo hice yo. Hay tantos tips mas para pasar, por lo que recomiendo que lean el blog que seguro algo les llamará la atención para incorporar a su próxima escapada!

P.D.: Y si, en el siguiente viaje volví a Santiago sola y tuve mi “finde de rally de shopping”! Pero siempre me dejo algo nuevo para conocer, como por ejemplo la última vez visité la Feria de Los Dominicos, donde las compradoras compulsivas van a encontrar hermosas artesanías de productores locales chilenos. Y ya tengo planificado otro viaje para este año, ya con algunos puntos en mi lista para visitar… Nos vemos cruzando la cordillera!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s